El Castillo de Jumilla

El Castillo de Jumilla es uno de los mayores símbolos culturales de nuestra localidad. El cerro donde está situado se encuentra elevado en el centro de una gran llanura y encrucijada de antiguos caminos por lo que, dada su situación estratégica, se fueron sucediendo en él diversas culturas y por lo tanto fortificaciones, las primeras en la Edad del Bronce.

Es en época ibérica donde se ven todavía restos de fortificaciones, así como de época romana que conservamos un torreón y varios aljibes y cimentación de construcciones, hasta llegar a época islámica que se levantan importantes defensas, así como gran parte de los muros del Patio de Armas. Todo hasta llegar a 1461, año en que el Marqués de Villena, D. Juan Pacheco Girón, levantó la fortaleza casi tal como la conocemos hoy día, muy posiblemente bajo la dirección y planos de Juan Guas.

Castillo de Jumilla de día

  • La Torre del Homenaje es muy parecida a la torre del Castillo de Belmonte, construida en estilo gótico con cinco alturas y planta trilobulada. Es completamente ciega por la parte este, siendo al mismo tiempo redondeada para evitar el impacto directo de las balas de cañón y conserva en ella la piedra armera del Primer Marqués de Villena.
  • El sótano o Mazmorra es la planta que se dedicaba a los calabozos y reserva de comida y agua, con un aljibe que recoge las aguas de la terraza, la luz le llega por un pequeña saetera que da al Patio de Armas.
  • La primera planta o Sala del Bastimento es en la que se guardaba el armamento de la tropa para la defensa del castillo. Dos saeteras dan luz a la estancia desde el norte y sur. Sin embargo, hoy día no existe esta planta, pues quedó destruida por el incendio provocado por las tropas francesas al abandonar el castillo en la Guerra de Independencia.
  • Estancia Noble - Castillo de JumillaLa segunda planta o Sala del Alcalde es la estancia noble del castillo, salón principal y residencia del Alcaide del Castillo. Tiene la chimenea del castillo y es la sala mejor iluminada de todas, con grandes ventanales que miran al norte, sur y oeste, con pequeños asientos adosados a los lados. En ella se encuentra también la puerta de acceso al castillo, con su portón levadizo y nudo de comunicaciones a las salas inferiores y superiores.
  • En la tercera planta o de la Tropa, se encontraba  el mecanismo de subida del portón levadizo y el horno de fabricación de pan para la manutención de las tropas del castillo. En su techo hay una apertura de comunicación con la terraza para surtir más rápidamente la munición a la planta elevada de la terraza y pieza de artillería.
  • La cuarta planta o Terraza,  estaba rodeada de almenas, excepto la parte este, que se encuentra más elevada que el resto, siendo maciza y redondeada. Ello permitía la instalación de una pieza de artillería, con apertura de tres cañoneras, y entre ellas cuatro troneras de buzón.
  • El Patio de Armas se encuentra adosado al lado oeste de la Torre del Homenaje. En su lado sur existen dos aljibes de época árabe acondicionados como sala de exposiciones. A todo alrededor se encuentra el pasillo de madera, que a modo de Camino de Ronda, da acceso a la entrada de la Torre del Homenaje.

Castillo de Jumilla de noche